La combinación de sexo y publicidad es de las más antiguas del mundo, no hay mucho misterio. O, mejor dicho, el misterio más bien es entender como el ser humano no se ha cansado ya de ver campañas con connotación sexual; cabe destacar que, desde siempre, se ha criticado el contenido de carácter sexual desde diferentes perspectivas y colectivos. 

La verdad es que, antes de la pandemia, habíamos notado un declive en el interés por las campañas publicitarias sexis (más o menos elegantes, menos o más creativas) porque seguían vehiculando una visión muy estereotipada de las cosas que ya no convencía ni a los hombres, ni a las mujeres. 

 

¿El mundo pospandemia? Con ganas de excitarse

Después de haber estado encerrados tanto tiempo en casa, sin contacto con los demás, podríamos decir que los anuncios de publicidad, con una alta carga sexual, han vuelto a convencer tanto a mujeres como a hombres.

Durante los tres primeros meses del 2021, los clics en las publicidades más sexis subieron un 165%.

Hay que añadir también que este tipo de campañas ha cambiado mucho a lo largo de los años, ajustándose a los cambios de la sociedad, es por esta razón que los anunciantes que suelen escoger este tipo de anuncios deben tener en cuenta que antes estos anuncios dejasen de funcionar. 

Este tipo de publicidad no puede seguir centrada en la mirada masculina, ni ser tan machista o recurrir siempre a los mismos clichés que ya nos cansan.
Además, ahora que todo se comenta en las redes, para bien o para mal, lo importante es que se hable de ello. Y esto lo vemos reflejado en el porcentaje de clics.

 

 

Las campañas más sexuales de la historia de la publicidad 

El poder de una campaña erótica es muy (bien) conocido por los publicitarios, y si no, mirad las que os proponemos en nuestro post en Instagram: hay algunas que han hecho historia en los últimos años y que seguramente os suenan.

¿Cuál es vuestra favorita? ¡Esperamos vuestras respuestas en los comentarios del post!