El Branded Content es una estrategia de marketing cada vez más popular entre las empresas, ya que consiste en crear contenido valioso y relevante para el target, con el objetivo de generar una conexión emocional con la marca

En lugar de simplemente promocionar un producto o servicio, el Branded Content se enfoca en contar historias que resuenen con el público y los ayuden a ver la marca de una manera diferente. Como os podéis imaginar, en nuestra agencia de branding en Barcelona, conocemos muy bien el valor de las historias (cuando se cuentan cómo se tienen que contar, teniendo en cuenta cada detalle) y hasta dónde puede llegar su importancia para la vida de una marca.

En este artículo, vamos a explorar los beneficios del Branded Content y cómo puedes implementarlo en tu estrategia de marketing.

 

¿Qué es el Branded Content?

 

El Branded Content es una forma de publicidad en la que el contenido es generado con el objetivo de promocionar una marca o producto de manera sutil. En lugar de ser un anuncio obvio, el contenido es entretenido o informativo y se presenta de tal manera que el público no se sienta abrumado o molesto por la promoción. 

 

El objetivo es generar una conexión emocional con el público, ya que si el contenido es interesante y relevante, las personas estarán más dispuestas a considerar la marca o producto. El Branded Content puede ser cualquier tipo de contenido, desde videos, blogs, artículos, fotografías, hasta eventos en vivo y campañas en redes sociales. 

 

Es importante tener en cuenta que el Branded Content debe ser sutil y no debe ser invasivo. La clave es encontrar un equilibrio entre la promoción y el entretenimiento o información para asegurar que el público no se sienta abrumado por la publicidad.

 

El Branded Content se centra más en los valores de la marca que en sus productos o sus servicios. De hecho, la finalidad de los contenidos de Branded Content es de impactar a la audiencia, para hacer que se hable de la marca, que se conozca la historia de la marca.
Por esta razón, las métricas necesarias para medir el éxito de una acción de Branded Content se centran en la notoriedad y en el número de menciones más que en las ventas generadas.

 

Hablamos de Branded Content cuando se le da una vuelta a la concepción clásica de publicidad: nos alegamos del concepto de “tener que aguantar la publicidad para ver el contenido que de verdad queremos” para hablar de un contenido promocional que interese de verdad al usuario, habitualmente se trata de ver el entretenimiento como valor añadido.

En este tipo de contenidos el uso del storytelling es masivo: no se tiene que demostrar con argumentos racionales porque una marca es mejor de otra, se tiene que conectar con la audiencia en un plano más íntimo, más emotivo.

 

El Branded Content tiene una flexibilidad máxima: se puede adaptar a muchos formatos diferentes, a muchos canales distintos y a todas las audiencias y ocasiones posibles. Esta flexibilidad se traduce también en la posibilidad de colaborar con profesionales de diferentes ámbitos, así como con los mismos usuarios, aprovechando de los contenidos UGC.

 

Las ventajas del Branded Content

 

El Branded Content (que se conocen también como contenido patrocinado), como hemos visto hasta aquí, es una forma efectiva de llegar a un público específico con un mensaje personalizado. A diferencia de la publicidad tradicional, el Branded Content se enfoca en entretener o educar al público en lugar de simplemente vender un producto o servicio.

 
Como hemos dicho en el párrafo anterior, esto puede ayudar a construir una conexión emocional con el público y mejorar la percepción de la marca.

 

Otra ventaja del Branded Content es su capacidad para generar engagement sin ser invasivo, como muchas veces pueden resultar las tradicionales tipologías de publicidad.
Al crear contenido que es relevante y valioso para su público objetivo, es más probable que las personas interactúen con él, ya sea a través de comentarios, comparticiones o visitas a un sitio web. Esto puede aumentar el alcance y la visibilidad de la marca.

El Branded Content también puede ayudar a las marcas a establecerse como expertas en su industria. Al producir contenido educativo o informativo, las marcas pueden demostrar su conocimiento y experiencia en un tema específico. Esto puede ayudar a construir confianza y credibilidad con el público, lo que puede llevar a mayores oportunidades de negocio.

Además, el Branded Content permite a las marcas medir los resultados de sus esfuerzos de marketing de manera más precisa. Al utilizar herramientas de seguimiento, las marcas pueden determinar cuántas personas han visto su contenido, cuánto tiempo lo han visto y cómo han interactuado con él. Esto puede ayudar a las marcas a optimizar sus esfuerzos de marketing y obtener mejores resultados.

El Branded Content, gracias a su flexibilidad, tiene un gran potencial viral, ayudando también a fomentar los registros y los leads: como hemos dicho, el Branded Content se asocia más a métricas de notoriedad, pero puede servir también para traer una gran cantidad de tráfico a la web de la empresa.

 

Ejemplos de Branded Content

 

Puede que no sepáis que el mismo Popeye es un claro ejemplo de Branded Content. Sí, habéis leído bien: el personaje de Popeye surgió por la necesidad de la Cámara de Productores de Espinacas de EEUU de fomentar el consumo de espinacas en los niños de la generación de los años treinta. Para encontrar la respuesta ideal a esta necesidad, decidieron crear un cómic de un marinero musculoso que, gracias a las espinacas, aumentaba exponencialmente su fuerza.

Otros ejemplos, para que entiendas mejor de qué hablamos cuando hablamos de Branded Content, pueden ser:

 

  • un vídeo de cocina que promueve una marca de utensilios de cocina en el que se muestra cómo utilizar los productos para preparar una receta específica; 
  • una serie de fotos en las redes sociales que muestran a una celebridad utilizando un teléfono móvil de una marca determinada, con el objetivo de promocionar el producto; 
  • un artículo en una revista en línea que presenta una entrevista con un especialista en seguridad informática, patrocinado por una empresa de software de seguridad; 
  • un juego en línea que promueve una marca de bebidas energéticas, en el que los jugadores deben completar desafíos utilizando el producto; 
  • un episodio de un podcast que tiene como tema principal la sostenibilidad, patrocinado por una marca de productos orgánicos.

 

Por qué el Branded Content no es solo para las grandes empresas 

 

El Branded Content no es algo que se pueda utilizar solo para las grandes empresas porque cualquier compañía, independientemente de su tamaño, puede crear y distribuir su propio contenido con el objetivo de promocionar su marca y conectar con su público objetivo. 

El Branded Content cuenta historias relevantes y emocionales que ayudan a los consumidores a conectarse con la marca de una manera significativa, y esto puede ser logrado independientemente del presupuesto o el tamaño de la empresa. 

Además, con la creciente importancia de las redes sociales y las plataformas digitales, las pequeñas empresas tienen acceso a una audiencia global a través de canales económicos y efectivos. 

De lo que de verdad se trata, al final, es de saber entender las necesidades del público de audiencia y darle lo que busca y lo que necesita (o que cree que necesita). 

Haciéndolo bien, el Branded Content será el mejor aliado para enamorar para siempre a tu usuario y fidelizarlo para los años que vendrán.

 

    SI HAS LLEGADO HASTA AQUÍ TE INVITAMOS A UN MARTINI AGITADO, NO REVUELTO, EN NUESTRA PISCINA DE BOLAS