30 canciones legendarias adaptadas a la situación actual para combatir la Covid-19 

El equipo creativo de James Brand ha realizado un ejercicio creativo versionando título de canciones, logos de bandas y portadas de discos de algunas de las mejores bandas de la historia para apoyar la música en la lucha contra el coronavirus. 

La industria musical es una de las más afectadas por la crisis de la Covid-19. Sin embargo, sigue estando muy presente obsequiándonos con esas impagables emociones que nos empujan a seguir adelante. En estos días, escuchar estos fabulosos grupos nos da la vida.  Desde James Brand queremos lanzar este pequeño homenaje para dar las gracias a la música.

Gracias bandas, compositores, letristas, productores, instrumentistas, arreglistas, distribuidores, cantantes, técnicos, editores, críticos… ¿Qué sería de esta situación sin poder disfrutar de estas magníficas obras que nos siguen dando fuerzas en estos tiempos tan difíciles? La música nos pertenece y no nos la podrán arrebatar. Ella siempre ha estado, está y seguirá estando ahí. Ahora es ella la que nos necesita a nosotros. Escuchadla, cantadla, sentidla, descubridla, saboreadla, amadla, compartidla. Ahora más que nunca. Pues, pase lo que pase, venga lo que venga, la música nos seguirá haciendo compañía regalándonos sensaciones increíbles. Tal y como cantaba Jim Morrison:  «Music is your special friend, Dance on fire as it intends, Music is your only friend, Until the end» 

Brindemos por nuestro gran íntima amiga. Ahora y siempre, larga vida a la música.

No te pierdas nuestra playlist de Spotify con estos 30 temazos que hemos seleccionado y rediseñado para afrontar el coronavirus. ¡Una playlist con una buena variedad de temas llenos de fuerza y energía anti covid!

*Los logos, las portadas y canciones rediseñadas y recreadoas de grupos notorios que aparecen en este material son completamente ficticios y constituyen una caricaturización y parodia de las mismas en todo caso. Están hechos desde el más absoluto respeto y cariño, sin tener ningún ánimo lucrativo ni fin comercial más allá de rendir un homenaje (dentro estos momentos tan excepcionales que estamos atravesando) a la industria de la música  mediante una reflexión con tono humorístico, positivo y de buena fe.